Poner en marcha un negocio no es una tarea sencilla. Es de vital importancia idear un plan de negocio antes de tomar la decisión de salir a competir al mercado. Este plan de negocio o empresa es un documento que recoge los principales aspectos a considerar antes de la apertura de cualquier negocio y es fundamental verificar que los números cuadran antes de ejecutar la inversión inicial, así reducirás riesgos y aumentaras tus posibilidades de éxito.

Es cierto, que no existe ningún plan de empresa estándar, ya que cada negocio tiene sus peculiaridades, pero sí que hay una serie de puntos básicos que deberíamos chequear bien antes de abrir cualquier tipo de negocio, y que enumero a continuación:

  1. En primer lugar tenemos que definir el producto o servicio que queremos ofrecer al mercado y responder a las preguntas: ¿Qué problema soluciona? y ¿Qué necesidades cubre? Es importante que verifiquemos que nuestro producto o servicio realmente responde a necesidades reales de nuestros clientes, es decir, que verifiquemos que tendrá demanda en el mercado.
  2. Realiza un análisis de las ventas, busca el cliente potencial. En el segundo punto de nuestro plan, debemos definir qué tipo de persona estaría dispuesto a comprar nuestro producto o servicio. De esta manera verificaremos que la localización o geografía de nuestro establecimiento está en el lugar adecuado. Por ejemplo, si nuestro negocio es el alquiler de apartamentos turísticos, nos aseguraremos que estamos en un lugar donde vayan turistas.
  3. Decide tu forma jurídica y tu esquema de tributación, para ello siempre recomendamos consultar con un asesor fiscal cualificado. Es importante elegir nuestra forma jurídica y especificar como vamos a tributar a las autoridades locales, e incluir estas cifras en nuestro plan financiero.
  4. Analiza los competidores y tu mercado, de tal manera que si en una determinada localización o geografía hay escasez de oferta de un determinado producto, puedes encontrar más facilidades para establecer tu negocio o si por el contario, hay una excesiva oferta, esto será un indicador de que tendrás menos facilidades para establecer allí tu negocio.
  5. Haz un plan financiero que incluya la inversión inicial, ingresos, costes y resultado potencial. Estas cifras deben ser analizadas por al menos tres años, ya que el primer año de negocio siempre suele estar condicionado por la inversión inicial. Este ejercicio analítico te permitirá tener una visión de la viabilidad del negocio a largo plazo, en el caso de tener un plan financiero rentable, este te podrá facilitar la tarea de pedir un crédito.

Aparte de estos cinco puntos básicos, un plan de empresa se debe de complementar con más información y esto dependerá de la creatividad de cada empresario. Mientras más detallado sea tu plan de negocio, más posibilidades de éxito tendrás.

Espero que este post os sirva de ayuda, no dudéis en contactarme si necesitáis ayuda en la elaboración de vuestro plan de negocio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar