Desde el año 2040 a. C. la civilización ha estado usando sistemas contables, se empezó curiosamente haciendo anotaciones en una piedra en transacciones ligadas a la industria, agricultura y al comercio, a partir de ahí ha ido evolucionando hasta que se llegó al sistema actual, el sistema contable de partida doble, que se implementó por primera vez en Italia en el año 1340. Este sistema contable se ha ido perfeccionando y mejorando con los años y en la actualidad ha sido aceptado por todas las naciones del mundo. El sistema por partida doble es ahora el sistema contable por excelencia, y es ahora también, en el siglo XXI cuando está dando un salto cualitativo ligado a las nuevas tecnologías, que sin cambiar su esencia, va a brindar nuevos retos y oportunidades a los gestores empresariales y que vamos a tratar en la entrada de hoy.

En el siglo XXI las nuevas tecnologías han llamado a la puerta de los departamentos contables, han entrado y han decidido quedarse con nosotros. Esta irrupción de la tecnología en los departamentos contables supone un proceso de cambio y adaptación para los profesionales del sector, a su vez presenta nuevas formas de trabajar y de hacer las cosas en los departamentos financiero-contables de las empresas en todo el mundo. Estas nuevas tecnologías aplicadas a la gestión empresarial ofrecen innumerables opciones de administración para los gestores, desde la digitalización de la operativa diaria, permitiendo procesar una factura con tan solo clic en tu ratón, hasta la simplificación del tratamiento de datos masivos, haciendo de los profesionales de la contabilidad, una figura más relevante en las empresas, ya que equipados con mejores herramientas de gestión, más precisas y potentes tendrán más opciones de proporcionar más valor añadido a la organización. Usando los datos operativos los profesionales tendrán información única e interna de la evolución de los negocios, lo que hará que tanto propietarios como gestores estén mejor informados y tomen mejores decisiones al respecto.

Una correcta implementación de la tecnología en la administración redundara en un incremento de ventaja competitiva, eficiencia, eficacia y reducción de costes a largo plazo. Digo correcta, porque no basta solo con implementar la tecnología o digitalizar su negocio, cuando hablamos de cambiar su sistema contable, tenemos que buscar el software que mejor se adapte a la gestión de su negocio, de forma que incremente la productividad y facilite el trabajo a los profesionales que lo usan. La elección de un correcto sistema para digitalizar su negocio, es una tarea compleja que requiere de la asistencia de profesionales de varios sectores, la comparación entre opciones, evaluar la conectividad con su sistema actual, así como evaluar la usabilidad y facilidad de manejo por los usuarios, pero este esfuerzo por cambiar vale la pena, ya que está demostrado que mejorara el funcionamiento de su empresa y le reportara mejores resultados en el largo plazo.

En definitiva, la digitalización de las organizaciones es un fenómeno que está ocurriendo en estos tiempos y sin duda está escribiendo los libros de la historia de la contabilidad con nuevas formas de hacerla. Todo empezó en Italia con el sistema de partida doble, y ahora son países como Alemania e Inglaterra los que están haciendo grandes contribuciones al mundo de la contabilidad con magníficos programas de gestión, que están haciendo posible todo el proceso de digitalización que estamos comentando. Sin duda, seguiremos muy de cerca estos avances en la contabilidad y seguiremos escribiendo al respecto en nuestros blogs, el cambio aún no ha concluido.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado